miércoles, 8 de septiembre de 2010

Esos cañones Espaiker

El accesorio más carismático del Texas Ranger no podía llevar otro nombre que el del que hizo posible su primer prototipo. Espaiker, este post es para usted.

Cabe decir que no soy el primero, ni el que más esmerada ejecución de este accesorio tiene, ni mucho menos. Lo podéis ver en inventgeek.com.


No hay que ir muy lejos para encontrar en cualquier juguetería una de esas pistolas a pilas que lanzan bolas de PVC.


Aconsejo pedir la más barata, ya que vamos a tener que destriparla, y si la rompemos, dolerá menos.



La idea es despojar a nuestra adquisición de casi cualquer cosa que no sirva para disparar. Con esto me refiero a cargador, mecanismo para seleccionar modo de disparo (automático o semi), así como la parte de la culata que contiene el portapilas, gatillo y su protección.

Veréis un motor eléctrico que está colocado junto al portapilas, en la culata. Intentad no desmontar la pistola más allá de lo que veis en la foto. Usad tenazas de modelismo para cortar el plástico.

Podéis cortar la culata hasta la altura del motor, y la cubierta del cañón, hasta la recámara.

Quitad cualquier cable existente. De ambos terminales del motor sacad 2 nuevos cables. Recomentado poner en paralelo un condensador cerámico de 22pF.

Aquí veis toda la estructura tapada con cartón. El espacio vació que queda es para munición, así que aseguraos de que cuanta metáis, tiene que ir a parar impepinablemente a la recámara, o habrá bronca.
Como hemos quitado el cargador, la idea es dejar la pistola al revés, y que los balines caigan a peso a la recámara. Para llegar a ella podéis haceros un tubo de cartón ajustado al habitáculo, por el que caigan holgadamente. El cianocrilato es vuestro amigo.
Tapad con cartulina cualquier agujero que pueda quedar de eliminar plástico. La idea es hacer un cargador con el sitio que queda si proyectamos un rectángulo entre la culata y el cañon.



Por último, no olvidar practicar un orificio en la parte superior para recargar, y así niños, ya tenéis listo vuestro propio cañón Espaiker listo para ser gobernado con nuestro amigo el Mosfet IRF540.

El montaje electrónico es ni más ni menos que mover una carga a través del PIC usando como etapa de potencia un transistor Mosfet. Montajes tenéis a patadas, os pongo el que yo uso.
No olvidar incluir en el motor un diodo 1N4004 y un condensador de 22pF, en paralelo. Evitará que al Pic se le vaya la cabeza por cargas inversas y ruido.





Si al activar la línea del PIC veis que el motor quiere hacer algo pero no dispara, es posible que esté invertida la polaridad. Jugad con el voltage a vuestro gusto, no pasando de 8 o 9V. Esto no hará que dispare con más fuerza, sino a mayor velocidad.