martes, 19 de junio de 2012

Filosofía del hacking ético

El hacker no es alguien con un pasamontañas y una corbata delante de un portátil con un vinilo de calavera. Es una filosofía, y una forma de ver y hacer las cosas. El hacking no es sólo ordenadores, podría extrapolarse a cualquier pensamiento lateral. ¿Has usado las llaves para abrir una lata a la que le faltaba la anilla? Eso, también es hacking.

Las escuelas no son un buen sitio para crear hackers, aniquilan la curiosidad. El hacking es curiosidad por descubrir el funcionamiento de las cosas, por hacer preguntas incómodas, y no conformarse con la respuesta. Esto es muy difícil de digerir para muchos profesores, e inaceptable para seguir el curso del "programa". Tampoco lo es para muchas empresas, que, aunque maquilladas entre anglicismos, imasdésmasies, y posits de colores, no dejan de pedir lo que sale de las fábricas de autómatas escuelas.

Por eso, mi propuesta para @CampusParty es la de crear una cultura del hacking, del bueno, de la curiosidad, de las soluciones insultantemente sencillas y poco ortodoxas. Usar lo que tenemos a nuestro alcance para algo más y reivindicarlo. Es nuestro derecho y obligación. Algo que no me canso de defender en este blog.